martes, 17 de mayo de 2011

Extremistas hindúes violan y matan a una joven cristiana en Orissa.

(Fides) Banita Pradhan, una chica cristiana de 17 años ha sido violada y asesinada en Orissa (India). Según los cristianos, los responsables del asesinato son los grupos extremistas hindúes que siguen haciendo estragos impunemente contra las minorías cristianas en el estado. El cuerpo de Banita Pradhan fue encontrado el 15 de mayo por la policía, con signos de golpes y heridas y con el rostro desfigurado, cerca de G Udayagiri, distrito de Kandhamal, el escenario de la violencia anti-cristiana del 2008.
La chica fue secuestrada el 9 de mayo y la familia estaba desesperada. Según el padre de la víctima, las sospechas caen sobre el activista hindú Dinesh Naik y otros militantes, que primero han violado a la chica y después la han asesinado.

“Existe un gran temor entre la población. La masacre de los cristianos continúa como un goteo continuo. Existe terror al pensar que se puedan repetir las violencias de masas. Hoy oramos e invocamos la protección de Dios. Pedimos que se realice una investigación policial seria, que ha prometido un compromiso verbal, pero hasta ahora no ha dado ningún resultado”, dice la Agencia Fides Asit Mohanty, delegado regional del “Global Council of Indian Christians” (GCIC) en Orissa, organización no gubernamental que trabaja para defender los derechos de los cristianos.

Según el GCIC, detrás del asesinato están los mismos grupos hindúes fundamentalistas responsables de loas violencias del 2008, pero se necesita una investigación seria para juzgar y castigar a los culpables: “Si la policía y las autoridades civiles no se comprometen - por razones bien conocidas de connivencia con los extremistas - este asesinato también quedará impune” dice a Fides Mohanty.

El delegado recuerda que en los últimos años los casos de chicas cristianas secuestradas, violadas y asesinadas están aumentando, y el fenómeno es una sutil forma de intimidación hacia la comunidad cristiana.

El GCIC ha escrito una carta al Primer Ministro de Orissa, con un llamamiento a las autoridades federales de la India, para que hagan que se respete la ley del Estado, “donde la anarquía y la impunidad condenan a la persecución a las minorías cristianas”.

Los cristianos también recuerdan otro misterioso asesinato, el del Pastor Saúl Pradhan, que fue encontrado muerto en enero de 2011 en el mismo distrito. Actualmente, dos extremistas hindúes sospechosos del asesinato, han sido detenidos.

Hace unos meses la Iglesia local de Orissa, había denunciado a la Agencia Fides la existencia de “informes alarmantes de la trata de mujeres jóvenes a gran escala en Orissa. Las víctimas son principalmente chicas cristianas. Las violencias contra los cristianos en 2008 han dado la oportunidad a los grupos delictivos de encontrar presas fáciles entre los refugiados y los pobres”. Banita Pradhan podría haber sido el objetivo de algún grupo delictivo dedicado al tráfico de seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.